Articulación entre niveles inicial y primario

Trabajo integrador: Articulación entre niveles inicial y primario en el área de Matemática

El tránsito entre el jardín y la escuela primaria produce una serie de cambios que suelen ser abordados mediante proyectos de articulación, en los que se apunta a poner en diálogo las prácticas propias de cada nivel con el fin de garantizar mejores trayectorias. Sabemos que algunas veces, esta articulación genera “algunas tensiones”: centradas en lo “que espera un nivel del otro”. Con los alumnos y alumnas de 2º Inicial y 2º Primaria abordamos esta propuesta pensándola desde el trabajo matemático, que más allá de las rupturas reconocidas en cuanto a propósitos de enseñanza y modalidades de cada nivel, presenta muchas continuidades que pueden ser un terreno fértil para acompañar este pasaje.

Entendemos que para pensar en la continuidad de la enseñanza de los niveles Inicial y Primario es indispensable conocer las propuestas didácticas que podrán articularse. Esto implica, en un sentido amplio, adentrarse en los lineamientos curriculares de ambos niveles. En Matemática ambos Diseños Curriculares plantean claramente el rol central de la resolución de problemas para introducir a los niños en el quehacer propio del área. Se espera que el docente presente a los alumnos “múltiples ocasiones de buscar, explorar, probar, anticipar, prever consecuencias, reflexionar, analizar, plantear preguntas, establecer relaciones en una comunidad de producción” (Diseño Curricular para la Educación Inicial, 2008, p. 81). Por su parte, el Diseño Curricular para la Educación Primaria subraya que “Un desafío [para la Escuela Primaria] consiste entonces en desplegar diversas propuestas que permitan a los alumnos/as aprender matemática “haciendo matemática”. Iniciarse en el trabajo matemático de esta manera es bien diferente de pensar que primero se enseñan los “elementos”, los “rudimentos” para usarlos más tarde, cuando empiece la “matemática en serio”. Se trata, por el contrario, de hacer matemática “en serio” desde el inicio.” (Diseño Curricular para la Educación Primaria, 2008, p. 171)

La propuesta de articulación se centró en pensar el Juego como “motor de aprendizaje”. Durante los encuentros las y los estudiantes, además de compartir conocimientos y especificidades de cada nivel, tuvieron que seleccionar un Juego tradicional y pensar la articulación usándolo como nexo. En encuentros presenciales y otros virtuales, pensaron la propuesta, seleccionaron los contenidos a articular, y con todo eso, elaboraron la planificación.

Ponemos en palabras y compartimos algunas reflexiones de las chicas y los chicos:

  • “Una mirada distinta frente a la articulación”
  • “Me permitió ver la progresión de los contenidos desde el nivel inicial a primario”
  • “Intercambiar opiniones y experiencias de niveles en los que no participamos directamente nos ayuda a pensar y conocer diferentes estructuras y modalidades, para poder pensar así las situaciones de aprendizaje”
  • “Fue una instancia de aprendizaje muy valiosa y necesaria. Como futuros docentes debemos generar espacios de intercambio entre niveles. Es necesario generar estos espacios para reflexionar, planificar juntos, pensar estrategias, etc”

 Sabemos que esta tarea no es sencilla: significa construir una nueva mirada de responsabilidades compartidas sobre este pasaje. Sin embargo, centrarnos en las continuidades del trabajo matemático entre ambos niveles -más que en las rupturas- permite el diseño de propuestas que capitalicen lo transitado, tanto para los niños como para los maestros.